5.- Producto Mínimo Viable

Equivócate pronto, equivócate barato

1) La idea 100%
2) NDA 100%
3) Modelo Canvas 100%
4) Business Plan 100%
5) Producto Mínimo Viable 80%
6) Documento de Requisitos 0%

El siguiente paso consiste en equivocarnos rápido pero barato, para ello tenemos que simplificar nuestro proyecto al máximo y pensar cuál sería el producto mínimo que nos permitirá testear nuestro producto y comprobar si tiene una buena aceptación.

Tiene que ser algo muy sencillo que podamos diseñar con rapidez con una inversión pequeña, esto es lo que se conoce como PRODUCTO MÍNIMO VIABLE y será lo primero que nosotros te desarrollamos, si funciona la idea ya tendremos tiempo de ir ampliando y mejorando el producto.

¿Esto no va a hacer que me salga mas caro? Todo lo contrario, cuando planificamos un proyecto, éste siempre se divide en fases, el producto mínimo viable es la primera fase de tu proyecto, que será necesaria desarrollarla sí o sí para las fases posteriores. Esto además tiene la ventaja de que crearemos un proyecto flexible que podrá ir adaptándose a los cambios y necesidades que los clientes nos demanden. Si realizamos todo el proyecto de una vez sin probar cómo responden los usuarios, corremos el riesgo de tener que repetir muchos aspectos, encareciendo mucho el presupuesto final.

Echale un vistazo a este video para tener claro el concepto 😉

Explica con el máximo detalle posible en que va a consistir tu producto mínimo viable y qué objetivos nos va a permitir testear y mándanoslo por mail.

Pasemos a la sexta y última fase :

Así que ser emprendedor es equivocarse rápido y barato ¿eh? Puede que le coja el gustillo a esto. ¡A seguir pa´ lante!